“Alexa, dile a la enfermera que me traiga un analgésico”: un hospital prueba a instalar asistentes de voz en las habitaciones

El Hospital Cedars-Sinai de Los Ángeles (EE.UU) está llevando a cabo actualmente un programa piloto para colocar dispositivos Amazon Echo en las paredes de las habitaciones de los pacientes. Dicho programa empezó con sólo 6 habitaciones hace varios meses, pero ante la buena recepción por parte tanto de pacientes como de personal del hospital, recientemente decidieron ampliar el número de habitaciones a más de un centenar.

Tanto los carteles colocados en las habitaciones como el propio personal recuerdan constantemente a los pacientes que tienen Alexa a su disposición y ofrecen recomendaciones sobre cómo usarlo.

Los dispositivos llevan instalado Aiva, un software de asistencia de voz diseñada específicamente para el sector sanitario (y también compatible con Google Home) cuya empresa desarrolladora ha recibido inversiones por parte del programa acelerador del propio hospital. En palabras de su CEO, Sumeet Bhatia, “nos consideramos como el sistema operativo de voz para el cuidado de la salud”.

Cómo hacer la vida más entretenida a los pacientes, y liberar de trabajo a las enfermeras

La principal misión de los Amazon Echo del Cedars-Sinai es la de ayudar a los pacientes a comunicarse con el personal médico, además de la de permitir que aquéllos utilicen Alexa para realizar tareas básicas (como cambiar los canales de televisión, o poner música), lo que a su vez también libera a las enfermeras y les permite disponer de más tiempo para atender asuntos estrictamente médicos.

Cuando el paciente pide algo a Alexa, la aplicación de Aiva se encarga de establecer a quién va dirigida la petición; si requiere participación humana (de las enfermeras, por ejemplo), redirige la petición al teléfono móvil del profesional indicado y, en caso de no recibir respuesta, se redirige a sus superiores. Desde el hospital aclaran que confían en añadir pronto la opción de ponerse en contacto con otros puntos del hospital, y poder así solicitar alimentos o transporte en silla de ruedas.

Además de eso, los pacientes han utilizado este sistema para actividades de ocio como programar música, encender y apagar el televisor, cambiar los canales, o preguntar por el clima y los resultados deportivos. Peachy Hain, directora ejecutiva de servicios médicos y quirúrgicos del hospital, señala que esto es muy valioso, porque conecta a los pacientes con el mundo exterior y les ayuda a sentirse menos solos.

“Aun si Alexa sólo sirviera para distraer a nuestros pacientes del dolor, la ansiedad y la soledad en sus habitaciones, ya sería una victoria”.

Cabe señalar que por ahora este sistema no ha sustituido a los tradicionales botones de llamada, por la sencilla razón de que hay personas cuyo estado se lo impide (por estar intubados, por ejemplo) o por ser turistas o inmigrantes que no manejan bien el idioma inglés.

No es el primer proyecto del Cedars-Sinai destinado a facilitar la vida a los pacientes a través de un gadget tecnológico: ya es posible usar iPads para que ellos mismos consulten desde la cama sus registros médicos y los resultados de las pruebas.

Por otro lado, tampoco es el único hospital que se ha subido al barco de los asistentes de voz. La UCI del hospital infantil de Boston recurre a esta tecnología para que las enfermeras soliciten información médica y administrativa.

Vía | IEEE Spectrum

recommendation.header


Superordenadores y nuevas tecnologías, actuales tubos de ensayo en investigación biomédica


Amazon Echo Input, análisis: así rinde el dispositivo que lleva a Alexa a cualquier altavoz


Amazon Echo Show: el nuevo altavoz inteligente llega con Alexa, pantalla HD de 10" y un sonido al menos a la altura del Echo Plus


the.news

“Alexa, dile a la enfermera que me traiga un analgésico”: un hospital prueba a instalar asistentes de voz en las habitaciones

originally.published.in



por
Marcos Merino

.


https://ift.tt/2EYxR8q
Noticia original

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *