B&O Harmony, primeras impresiones: unos altavoces de 18.500 € junto a la OLED C9 de 77″ de LG que nos prometen un sonido «de lujo»

B&O Harmony, primeras impresiones: unos altavoces de 18.500 € junto a la OLED C9 de 77

Este es un producto difícil de etiquetar. Tiene vocación de equipo de sonido diseñado para maximizar las capacidades sonoras de un televisor, pero también es un mueble motorizado y de diseño que aspira a seducirnos como si se tratase de una auténtica obra de arte. Eso sí, los diseñadores y los ingenieros de la danesa Bang & Olufsen no lo han ideado para que conviva con cualquier televisor.

Su único «compañero de baile» posible es el modelo de 77 pulgadas de la reciente serie C9 de LG, uno de los televisores OLED más aclamados este año. B&O solo nos vende su propuesta junto a este televisor, lo que, como es lógico, tiene un impacto importante en el precio de este paquete. ¿Está lo que nos propone este tándem a la altura de los 18.500 euros que debemos pagar por él? Esto es lo que nos hemos propuesto averiguar, así que aquí tenéis nuestras primeras impresiones acerca de uno de los productos más lujosos con los que nos hemos codeado.


B&O Beovision Harmony: especificaciones técnicas

Este producto es, ante todo, un equipo de sonido, por lo que merece la pena que nos fijemos en que incorpora un tweeter de 1 pulgada, dos altavoces de gama completa de 2,5 pulgadas, un altavoz de medios de 4 pulgadas y dos woofers para graves de 4 pulgadas. Sobre el papel esta dotación de altavoces debería permitirle reproducir con solvencia el espectro de frecuencias audible, que se extiende entre los 20 Hz y los 20 kHz. Y de «atacar» estos altavoces se responsabiliza una batería de amplificadores que trabajan en clase D y que tienen una capacidad de entrega de potencia conjunta de 450 vatios.

Boharmonydetalle2

Basta echar un vistazo a la tabla de especificaciones que tenéis debajo de estas líneas para darse cuenta de que los ingenieros de Bang & Olufsen han prestado mucha atención a las posibilidades de integración de este producto. Y es que no solo es compatible con AirPlay 2, Bluetooth, DLNA o QPlay 2.0; en su interior también incorpora la lógica de un ChromeCast de Google y puede participar en una instalación de sonido multihabitación administrada por el protocolo BeoLink Multiroom de la propia B&O.

B&O BEOVISION HARMONY Características
TOPOLOGÍA Equipo de sonido de tres canales
ALTAVOCES 1 x tweeter de 1″
2 x altavoces de gama completa de 2,5″
1 x altavoz de medios de 4″
2 x woofers de 4″
AMPLIFICADORES 1 x 50 vatios en clase D para el tweeter
3 x 100 vatios en clase D para los altavoces de medios y graves
2 x 50 vatios en clase D para los altavoces de gama completa
COMPATIBILIDAD AirPlay 2, Bluetooth, DLNA, ChromeCast integrado, Deezer, TuneIn, QPlay 2.0 y BeoLink Multiroom
CONTROL REMOTO Beoremote One BT
DIMENSIONES MÁXIMAS 172,2 x 89,7 x 34 cm (solo el mueble)
PESO 80,6 kg (sin el televisor)
PRECIO 18.500 euros (incluye el televisor LG OLED C9 de 77 pulgadas)

Sus bazas: un diseño rompedor y un acabado extremadamente minucioso

Las fotografías que ilustran este artículo pueden ayudaros a haceros una idea bastante certera acerca del diseño de este producto de Bang & Olufsen, que es estilizado y sofisticado, pero difícilmente reflejan la meticulosidad que esta marca ha depositado en el proceso de fabricación. Y es que todo está cuidado con un mimo casi enfermizo; desde la elección de los materiales hasta el acabado de cada uno de los componentes. Los elementos metálicos están impecablemente mecanizados y las piezas de madera encajarían como un guante en una obra de ebanistería, así que en este terreno no puedo poner ni una sola pega a este producto.

Todo está cuidado con un mimo casi enfermizo; desde la elección de los materiales hasta el acabado de los componentes

Cualquier usuario que conozca mínimamente otros productos de B&O intuirá sin esfuerzo la vocación de propuesta de lujo de Beovision Harmony. Esto no es nuevo en esta marca. Por esta razón, la característica que consolida a este producto como una solución original es el ritual que pone a nuestro alcance a la hora de adoptar dos configuraciones diferentes. Una de ellas la podéis ver en la imagen de portada de este artículo, y muestra al televisor y los altavoces desplegados para permitirnos disfrutar tanto de las imágenes de la «tele» OLED C9 de LG como del sonido de los altavoces integrados en el mueble en toda su plenitud.

Boharmonycierre

Lo curioso es que cuando no estemos utilizando el televisor el motor instalado en el mueble entrará en acción para permitirle adoptar la segunda configuración, en la que el panel del televisor queda parcialmente oculto por los altavoces y más cerca del suelo. La transición entre una posición y otra se ejecuta gracias a una coreografía sutil que dota a este producto de una elegancia bastante inusual. Es evidente que este ingenio no está diseñado para tener un alcance masivo ni por su filosofía ni, sobre todo, por su precio, pero no hace falta en absoluto estar interesado en comprarlo para ser capaz de apreciar su elegancia.

Boharmonycompacto

En la fotografía que tenéis debajo de este párrafo podéis ver que los diseñadores de B&O ni siquiera han descuidado la parte trasera de Beovision Harmony, que es limpia y diáfana. El televisor OLED de LG tiene un peso respetable (29,9 kg), pero, aun así, es evidente que el bastidor metálico que lo soporta está sobredimensionado, por lo que parece poco probable que pueda degradarse a medio o largo plazo a pesar de estar sometido al estrés derivado del cambio frecuente de configuración.

Boharmonytrasera

B&O no ha descuidado su sonido

Desafortunadamente las circunstancias en las que hemos podido probar este producto no son ni mucho menos las idóneas para formarnos una idea certera acerca de su calidad de sonido, pero si nos ceñimos a su arquitectura acústica es evidente que B&O ha sido ambiciosa. Y es que incorpora nada menos que seis altavoces y otros tantos amplificadores que trabajan en la ya habitual clase D y que entregan una potencia conjunta de 450 vatios. Este tándem se responsabiliza de restituir prácticamente todo el espectro de frecuencias audible preservando su capacidad dinámica, pero, sobre el papel, el principal reto al que tiene que enfrentarse es la reproducción del extremo grave, el auténtico «talón de Aquiles» de la mayor parte de las cajas acústicas compactas.

Aunque durante el evento en el que Bang & Olufsen dio a conocer esta propuesta apenas pude formarme una idea acerca de su calidad de sonido sí tuve la oportunidad de escuchar con cierta calma la nueva barra de sonido Beosound Stage, que tiene una arquitectura acústica relativamente similar a la de Beovision Harmony. No me parece razonable entrar en detalles porque no se trata del mismo producto, pero puedo adelantaros que el sonido de esta barra es equilibrado, comparable al de las mejores barras de sonido que he escuchado hasta la fecha, y, lo mejor de todo, tiene un extremo grave muy solvente. E intuyo que los altavoces de Beovision Harmony juegan en la misma liga.

Boharmonydetalle1

B&O Beovision Harmony: la opinión de Xataka

Este producto de Bang & Olufsen no aspira a tener un alcance masivo. Es una propuesta con una vocación de artículo de lujo evidente, y su precio va en consonancia. El coste oficial del televisor de LG que la marca danesa nos ofrece junto a su mueble motorizado con altavoces es de unos 7.000 euros, por lo que el precio de su producto se codea con los 11.500 euros. Y esto lo coloca fuera del alcance de la mayor parte de los aficionados al audio y el vídeo. En cualquier caso, este desglose no es más que una mera curiosidad porque quien pueda permitirse este producto tendrá que dirigirse a una tienda a partir del próximo mes de octubre y abonar los 18.500 euros que B&O nos pide por el tándem formado por el mueble motorizado y el televisor OLED.

Bang & Olufsen diseña y fabrica productos destinados mayoritariamente al mercado de la alta gama y el lujo, y en este contexto Beovision Harmony tiene sentido

¿Merece realmente la pena? Si nos ceñimos a su relación calidad/precio, no. Pero Bang & Olufsen no compite en este mercado. No lo ha hecho antes, y no lo hace ahora. Diseña y fabrica productos destinados mayoritariamente al mercado de la alta gama y el lujo, y en este contexto Beovision Harmony tiene sentido. Lo tiene para los usuarios para los que el diseño es un factor crítico, que valoran los materiales exclusivos y no están dispuestos a renunciar a la calidad de audio y vídeo. En estas coordenadas si su presupuesto les permite hacerse con un producto como este no se me ocurre ninguna razón por la que no sea interesante que pongan sus ojos sobre él.

Boharmonyfrontal

Más información | Bang & Olufsen

También te recomendamos


B&O Stage y Harmony: una barra de sonido de diseño y un mueble con altavoces pensado para llevar al límite la «tele» OLED C9 de LG


Creative SXFI AMP, análisis: este amplificador con sonido holográfico quiere ser un aliado indispensable de nuestros auriculares


Sonos Amp, análisis: enfrentamos el amplificador más ambicioso de Sonos a unas de las cajas acústicas más exigentes del mundo


La noticia

B&O Harmony, primeras impresiones: unos altavoces de 18.500 € junto a la OLED C9 de 77″ de LG que nos prometen un sonido «de lujo»

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Juan Carlos López

.


https://ift.tt/2NQBge6
Noticia original

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *