Botones traseros para DualShock 4, análisis: una forma sencilla pero con limitaciones de ampliar las posibilidades del mando de PS4

Botones traseros para DualShock 4, análisis: una forma sencilla pero con limitaciones de ampliar las posibilidades del mando de PS4

Hace apenas unas semanas presentaba Sony su dispositivo de botones traseros para Dualshock 4, y que hace algo tan sencillo como eso: sumar un par de botones extra al mando de la PS4, haciendo que se asemeje algo más a mandos no oficiales que ya disponen de esos dos botones extra de fábrica. Hemos probado el pequeño extra para el controlador y estas son nuestras impresiones.

Ficha técnica de los Botones traseros para DualShock 4

Botones traseros para DualShock 4

Potencia de entrada

3,2V – 100 mA

Dimensiones externas

101,2 x 4,5 x 39,4 mm

Peso

26,2g

Pantalla

OLED de 4096 píxeles

Temperatura

De 5 a 35 grados

Precio

29,95 €

Instalación y puesta en funcionamiento

Es sumamente sencillo: se trata de una pieza que se conecta al mando a través de la salida de auriculares y el puerto EXT a su lado. Los auriculares pueden seguir usándose, en este caso conectándose a la pequeña semiesfera que compone el cuerpo de este dispositivo. Éste queda acoplado en una zona donde no estorba a las manos y su peso es prácticamente inapreciable, convirtiéndolo en un accesorio casi «invisible».

En el cuerpo del dispositivo hay una pantalla LED pulsable, que a su vez sirve de botón, y en donde aparece qué perfil predefinido está funcionando, así como la función de cada botón. Hay tres perfiles preprogramados, intercambiables con una mera pulsación de la pantalla, que son (botón derecho e izquierdo respectivamente) circulo y equis, triángulo y cuadrado y gatillo derecho e izquierdo.

También se puede reconfigurar cualquiera de los botones de forma muy rápida, manteniendo pulsada unos segundos la pantalla en el perfil que se desee cambiar. Cada uno de los botones presentará una lista rotatoria con todos los botones asignables a los dos botones, que son todos los del mando, incluidos Opciones y los dos sticks, y con la excepción del botón Playstation, la pantalla táctil y Compartir). Es sumamente sencillo e intuitivo, y en cualquier momento se pueden restaurar los valores que venían de fábrica.

Manejo y aplicaciones

La primera sensación que se tiene al agarrar el mando con el add-on conectado es que encaja perfectamente con la posición de los dedos. Los dedos anulares de ambas manos se colocan de forma intuitiva sobre los nuevos botones, lo que hace sumamente útil ubicar en ese nuevo botón alguna acción habitual. Le hemos encontrado un par de aplicaciones interesantes, aunque acostumbrarse a que ahí detrás hay dos nuevos pulsadores puede llevar un buen rato.

Img 20200120 194658

Uno de ellos es sustituir a las pulsaciones de los sticks. En juegos como ‘Doom’, donde es habitual pulsar el stick continuamente durante el juego, lo que puede ocasionar cierta fatiga en los pulgares, la opción del botón trasero es interesante. La otra opción es sustituir el salto en juegos con un mapeado de controles propio de juego clásico de plataformas, es decir, la acción cuyo puesto suele ocupar la X. Huelga decir que no conviene sustituir los gatillos con estos botones traseros, ya que a diferencia de aquellos, estos no tienen recorrido con distintos grados, sino una simple activación on-off.

Por lo demás, el mando no tiene mayor utilidad que quizás proporcionar una zona más cómoda para acciones que en circunstancias normales, por falta de espacio en el mando (como las citadas pulsaciones de los sticks analógicos, invariablemente incómodas) se adjudican a botones poco adecuados. Su principal aspecto positivo es quizás la sencillez e inmediatez de manejo: los tres perfiles prediseñados son útiles y permiten comenzar a usarlo de inmediato, y el poco tiempo que permanece encendida la pantalla si no es pulsada hace que el impacto sobre la batería del mando sea mínimo.

Botones Traseros Dual Shock

Botones traseros para DualShock 4, la opinión de Xataka

El lado negativo de este add-on es obvio: llega tarde, quizás a rebufo de la moda de los mandos profesionales para gaming, más sofisticados y configurables que un sencillo Dualshock. Es muy posible que los mandos de Playstation 5, aún sin desvelar, se hayan diseñado con esos modelos en mente, pero como punto intermedio entre un sencillo Dualshock 4 y un mando gamer de alta gama, como un Astro C40 TR o un eSwap Pro, este add-on es una propuesta interesante.

Su precio no es extremadamente asequible: asciende a 29,95 euros, pero aún así, sumado al coste de un Dualshock 4, sigue siendo más económico que un mando gamer profesional. Otra cuestión es que existan juegos que exijan dos botones extra: los juegos de PS4 se diseñan con el Dualshock 4 en mente y no suelen necesitar añadidos, pero es cierto que un jugador exigente puede encontrar alicientes en un par de botones extra para configurar a su gusto los controles. Más si, como decimos, el diseño es excelente y los botones quedan en una posición perfecta para ser pulsados sin complicaciones.

Un añadido, en definitiva, que puede estirar algo la vida de la PS4, entrando ya en la recta final de su ciclo de vida en solitario. Si quieres rejugar alguno de sus clásicos, quizás este dispositivo sea un aliciente interesante para experimentarlos de forma más cómoda, pero está claro que, en cualquier caso, está lejos de ser una compra imprescindible.


La noticia

Botones traseros para DualShock 4, análisis: una forma sencilla pero con limitaciones de ampliar las posibilidades del mando de PS4

fue publicada originalmente en

Xataka

por
John Tones

.


https://ift.tt/38oXmLJ
Noticia original