El cabecilla de la célula yihadista se radicalizó en una cárcel catalana

“Ponga las manos donde pueda verlas. Y no se mueva”.

A gritos, desde varias terrazas contiguas y el rellano del primer piso de un inmueble de protección oficial de la calle Arc de Sant Cristòfol del barrio de la Ribera de Barcelona, el Grup Especial…

from Portada http://bit.ly/2Rwh04r