El extravagante y excesivo Piero di Cosimo

Década de 1470. Italia camina con paso ligero y elegante hacia lo mejor del Renacimiento. Florencia, que ya presume de la cúpula de Brunelleschi y de las puertas doradas de Ghiberti, hace honor a su nombre y sigue floreciendo bajo la batuta culta y…

from Portada https://ift.tt/2ZIxIi5