La osadía respetuosa de Pepe Solla

No hubiese hecho falta nacer en un entorno como el de Casa Solla para sentirse en esa casa como pez en el agua. Ni haberse quedado dormido de niño tantas veces en las escaleras mientras los padres servían comidas, (en invierno los peldaños cubiertos…

from Portada https://ift.tt/2K5lCYQ

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *