La reinvención de Oslo

Dicen que la colina Ekeberg fue el escenario en el que Edvard Munch imaginó el grito más famoso del arte mundial. Munch pintó la obra cumbre del expresionismo en 1893 y en aquella época, desde el promontorio verde sobre el fiordo, se oteaba un…

from Portada http://bit.ly/2RJmRTv