Los coches autónomos de Ford no tienen miedo a la oscuridad

Ford

Qué pesados con el coche autónomo, y qué pesados con marcas como Google, Ford o Toyota, pero en el mundo de la tecnología todo esto suena con demasiada fuerza. Estas compañías, desde posiciones muy diferentes en la industria del automóvil, trabajan en el coche inteligente, aquel que no hará falta que un piloto los vaya dirigiendo por el lugar correcto. Es una realidad bienvenida e inevitable.

Estamos en una fase en la que se prueban sistemas sin parar, en todo tipo de condiciones, buscando la mayor seguridad en las operaciones. Un escenario que se repetirá y que hay que tener bien cubierto es el de la conducción en oscuridad. Ahí podemos introducir al Project Nightonomy de Ford.

Si un coche tiene que conducir mejor que nosotros en cualquier circunstancia – hablamos de nivel 4 de autonomía -, la noche no iba a ser menos. En ello llevan trabajando los chicos de Ford los últimos cuatro meses, conducir en completa oscuridad.

Hay que poner a probar principalmente tres grupos de sensores: radares, sistemas LIDAR, y cámaras – habría un cuarto componente, mapas -. Los segundos son capaces de medir distancias a través de láser, y al contrario de las cámaras, pueden operar en situaciones complicadas de luz. En estas condiciones la cámara sale de la ecuación, y hay que hacer más robustos y capaces a los otros sistemas.

Ford ha estado realizando pruebas en Arizona, donde pronto va a ir a parar Google con sus coches autónomos. En esas pruebas los vehículos no se encuentran con obstáculos en movimiento, o personas, únicamente se demuestra la valía para navegar dentro de las carreteras. Como podéis comprobar en el vídeo que acompaña la noticia, los coches no llevan las luces encendidas.

¿Dónde está el truco o la mejoría que propone Ford? Pues en los nuevos sistemas LIDAR que está desarrollando junto a Veladyne. Ha trabajado con Ford muchos años en este tipo de sistemas, pero lo último que han desarrollado se llama Ultra Puck, una nueva solución láser capaz de trabajar en rangos de 200 metros.

También sobre la nieve

A comienzos de año Ford ya nos enseñó cómo andaban sus coches por la nieve, con factores climáticos adversos. En esas conducciones no solo es cuestión de adaptarse a una tracción diferente del vehículo, también tenemos un funcionamiento menos preciso de los sistemas LIDAR. Aquí se introducen los mapas como sistema de posicionamiento y acompañamiento de los LIDAR:

También te recomendamos


Google y Ford estarían por aliarse para fabricar coches autónomos


California se prepara y da a conocer las reglas para el uso de coches autónomos


13 videojuegos clásicos (y gratuitos) que son joyas imprescindibles


La noticia

Los coches autónomos de Ford no tienen miedo a la oscuridad

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Kote Puerto

.


http://ift.tt/1Q2CLeN
Noticia original

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *