Microlino quiere demostrar que hay lugar para baterías y diseño en los microcoches, inspirado en el BMW Isetta

Car Story Art

Conocido por muchos como el coche de Steve Urkel, el BMW Isetta fue un producto revolucionario por su concepto de vehículo diminuto y relativamente asequible, hoy en día es toda una joya para coleccionistas. A pesar de sus reducidas dimensiones, también es fuente de inspiración para los que están concibiendo cómo tiene que ser el coche eléctrico del mañana: eSetta, Durax D-Face, y el protagonista de nuestra historia.

Adorable en sus líneas, podríamos decir que el pequeño coche de Google también comparte cierto encanto y parecido. Pero si hay un vehículo que se le parece es el Microlino que los suizos de Micro Mobility Systems están concibiendo, de hecho no esconden su semejanza y lo venden como tal. Con él comparte incluso la particular forma de entrar al vehículo, con una puerta que ocupa todo el frontal.

Algunos piensan que las baterías también tienen sentido dentro de los microcoches, un buen ejemplo puede ser Microlino

Nos encontramos con un vehículo que se propulsa únicamente con baterías y que quiere sorprender al floreciente mercado de eléctricos con un precio potente y una estética rompedora. La compañía suiza habla de venderlo en un margen de precios que se mueve entre los 9.000 y 13.500 dólares.

Las especificaciones técnicas del vehículo son interesantes, su motor eléctrico de 15 kilovatios le permite conseguir una velocidad de 100 kilómetros por horano entra en competición, pero sobra -. La batería de litio con una capacidad de 11-kWh le daría una autonomía de 6 a 120 kilómetros, dependiendo del tipo de uso que se le de al Microlino.

Gusto por el detalle, cuatro ruedas y espacio para un par de ocupantes sin mucho equipaje

El microcoche pesa poco más que una moto, unos 400 kilogramos, de hecho mucha de su tecnología puede venir del mundo de las dos ruedas ya que la compañía que lo está creando tiene su carrera forjada en la producción de scooters y patinetes eléctricos. Muy posiblemente termine encuadrado dentro de lo que son cuadriciclos ligeros, al menos en lo que respecta a pruebas de seguridad y libertad de movimientos.

Microlino no es algo que se vaya a vender mañana, la producción del vehículo está planteada para 2018, y ya lo están empezando a enseñar para recibir un poco de retroalimentación. Muchas de sus características pueden cambiar de aquí a que sea una realidad, pero lo que vemos ya nos parece interesante para un uso real.

Complicado escalón de mercado el que quieren atacar, por encima de scooters, por debajo de coches pequeños con mucho encanto, como los Smarts, Minis o Fiats 500. En su línea podemos ver que ya existe un Renault Twizy que no parece tener una gran penetración en el mercado. Toyota también trabaja en una idea parecida con el i-Road.

11145150 175484836118992 6685895474629049571 O

Más información | Microlino

También te recomendamos

Tesla Model 3 no será un único vehículo, sino una familia

La caída de precios en baterías eléctricas nos acerca a un futuro muy distinto al actual

¿Conduces un Android, un iOS o un Windows? Superando la fragmentación del coche conectado


La noticia Microlino quiere demostrar que hay lugar para baterías y diseño en los microcoches, inspirado en el BMW Isetta fue publicada originalmente en Xataka por Kote Puerto .



http://ift.tt/1UZnrX9
Noticia original

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *