Sándor Kocsis, cabeza y bota de oro

El destino lo tiene todo escrito

No se puede esquivar nada, todo viene

Sándor Kocsis

A finales de los cincuenta del siglo pasado al Barça le sobraban delanteros. Y eso que se jugaba con cinco: dos extremos, un rematador por el…

from Portada http://bit.ly/2OYawqt

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *