Un jugador de la NBA crea sus propios tokens para quien quiera invertir en él

Un jugador de la NBA crea sus propios tokens para quien quiera invertir en él

Un jugador de la NBA ha decidido ‘tokenizar’ su contrato para que se pueda invertir en su carrera. Se trata de Spencer Dinwiddie, base de los Brooklyn Nets, que tras meses de negociación ha acabado consiguiendo que la NBA no se niegue a su plan de inversión digital.

A sus 26 años, el jugador ha conseguido hacer méritos para renovar su contrato por 34,4 millones de dólares por dos años más otro opcional. En vez de pedir todo el sueldo por adelantado como se puede hacer en la NBA, lo que ha decidido el jugador es crear un sistema de tokens y venderlos para obtener algo más de ese dinero, con la idea de conseguir aumentar su capital lo suficiente como para en el futuro ser capaz de devolverlo con intereses.


Para ello, Dinwiddie ha desarrollado un token llamado SD8 bajo su compañía, SD8 LLC. En total pondrá a disposición de los inversores acreditados 90 tokens por un valor de 150.000 dólares cada uno, los cuales no se podrán revender durante todo el primer año. Estas monedas digitales harán el papel de un bono, con el que el jugador te promete la garantía de que recuperarás la inversión con un interés aproximado del 15%.

El plan del jugador estaba basado en la hipótesis de que seguiría rindiendo a buen nivel, y que dentro de tres años podría firmar un nuevo contrato millonario todavía más alto que el actual. Este dinero futuro le ayudaría a poder pagar el préstamo de los inversores, que por otra parte estarían apostándolo todo al futuro del un jugador que podría contar actualmente con más dinero del que dicta su contrato actual.

Según el jugador, la idea detrás de este movimiento es la de crear un sistema que permite a los jugadores estructurar y emitir instrumentos de deuda en forma de token digital, lo que les permitirá invertir su dinero como quieran. Funcionaría como un préstamo personal descentralizado y digitalizado a los atletas con unos bonos que crean con la garantía de irlos pagando con sus contratos actuales.

A la NBA no le gustó la idea en un principio

A la NBA no le gustó esta propuesta, ya que desde el principio consideraron que violaba varias reglas del convenio colectivo de los jugadores. Por ejemplo, consideraban que incumplía la norma de no transferir el salario de su contrato a terceros, la de de no apostar en asuntos relacionados con la NBA o la de no poder crear incentivos financieros para perderse partidos.

El jugador decidió modificar su proyecto de tokens digitales para cumplir todas las normas que la NBA decía que incumplía. Por ejemplo, eliminó la promesa de que los inversores recibieran dividendos significativos en el caso de que para el tercer año de su contrato consiguiese un acuerdo más lucrativo, algo que estaba siendo calificado como juego y apuestas por la NBA.

Actualmente, la NBA se encuentra todavía revisando todos los detalles de este proyecto para confirmar que su versión modificada no incumple ninguna norma. Pese a que todavía no tiene la luz verde, Dinwiddie lanzará hoy lunes 13 sus tokens para que los inversores puedan lanzarse, estando preparado según The Athletic para cualquier medida disciplinaria por parte de la liga si finalmente encontrasen algo mal.

Vamos, que tras haber redefinido las condiciones de su proyecto lo suficiente como para que la liga diga que empieza a estudiarlo, el jugador ha decidido arriesgarse a no esperar y seguir adelante con el proyecto. Ahora queda ver cómo acaba funcionando todo a largo plazo, y si finalmente esta tokenización del contrato de un jugador acaba saliendo bien para todas las partes o no.


La noticia

Un jugador de la NBA crea sus propios tokens para quien quiera invertir en él

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Yúbal FM

.


https://ift.tt/2TiYkoA
Noticia original